lunes, 17 de mayo de 2010

17 de mayo, un año sin Mario

Entre proyectos, trabajos y final de curso, nos llega de repente este recuerdo... hace un año empezaron a llegar llamadas, mensajes y condolencias. Benedetti, o mejor, Mario, nos dejaba para reunirse con su amada Luz.
Múltiples han sido las referencias y homenajes a lo largo de este año. Hemos participado en varios y otros queremos iniciar. Dentro de nada publicaremos nuestra "Triología docente" con los poemas a los que siempre recurrimos. Pero ahora aprovecho y cito otros, igualmente espectaculares y que por un motivo u otro, muchas veces hemos, o nos han recitado.

Benedetti en Alicante (1998)

TODAVÍA

No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría

palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo

tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto

nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa

sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía

pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro

y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido

y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía

Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

Y de las múltiples estancias en Alicante, un enlace:
http://www.ua.es/es/informacion/memoria/1998/mario.htm

2 comentarios:

  1. Yo ya no vuelvo más a este blog, que cada vez que lo hago me emociono. Y aunque sea mejor "llorar que traicionarse" nunca nadie me ha dicho que mi sonrisa se "vuelve un arco iris" cuando lo hago.

    Llevar a Benedetti contigo cuando podrías simplemente recordarlo es, francamente, un privilegio.Así que, por favor, esa trilogía docente ya! (?)

    Un saludo profes (perdón por la ñoñería)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Arancha y ánimo con el fin de prácticum

    ResponderEliminar